El centro de Medellín se ilumina por la vida

Kit de prensa con testimonios: https://bit.ly/3enpkNP 
Voceros: Álvaro Narváez, secretario de Cultura Ciudadana y Juan Carlos Upegui, secretario de la No Violencia. 

– Velas, arte y melodías hicieron parte del acto simbólico en el Edificio Vásquez y el Edificio Carré para hacer un llamado a la ciudad al cuidado de la vida de todos.

– Estatuas humanas rodearon lugares patrimoniales vulnerados en medio de las movilizaciones sociales.

– En el acto simbólico se realizó una reflexión sobre la importancia de cuidar y proteger las raíces y memorias de la ciudad, como parte del acompañamiento de la Alcaldía de Medellín en las jornadas de movilización.

A su vez, teniendo en cuenta las realidades sociales, políticas y sanitarias actuales, la activación incorporó el inicio de la estrategia AMAR: El arte de cuidar lo que somos liderada por la misma dependencia, la cual busca crear reflexión en la ciudadanía sobre la protección de la vida propia, la de los demás y de los bienes patrimoniales que se han visto afectados a nivel estructural a causa de las movilizaciones sociales que se vienen generando y que son un hito en la construcción de tejido social.

“El patrimonio y la memoria son parte de nuestra historia, son parte de lo que nos implica como ciudadanos. Queremos invitar a cuidar el país, hacer una reflexión sobre los momentos que vivimos y sobre todo aportar  a la paz, a la vida y al amor por Medellín”, expresó el secretario de Cultura Ciudadana, Álvaro Narváez Díaz.

En la actividad, el grupo musical Tocandinos, la Banda Acústica, Banda Marcial Nuestra Señora de la Sabiduría y el cantante John Harold Dávila interpretaron piezas musicales que acompañaron a los diferentes artistas escénicos y a 11 estatuas humanas que se ubicaron alrededor de los Edificios Vásquez y Carré. 

“Reivindicar la vida a través de la música y a través del arte, ese es el mensaje que queremos mandarle a la ciudad, cuidar la vida por encima de cualquier otra consideración. También la invitación es a cuidar la vida pública  a través de la valoración de los edificios patrimoniales, a cuidarlos, a quererlos, protegerlos, pero sobre todo a reconocernos en la protección de la vida, la historia y el patrimonio de la ciudad de Medellín”, dijo el secretario de la No Violencia, Juan Carlos Upegui. 
El espacio se iluminó con velas que formaron el mapa de Colombia como símbolo de amor, de solidaridad y como llamado a la unión alrededor de los hechos acontecidos en el país en el marco de la convocatoria del paro nacional, que se ha atendido de manera ininterrumpida desde el pasado miércoles 28 de abril.

Además, se reafirmó el homenaje a las víctimas por COVID -19 en Medellín,  que asciende a un total de 5.584 personas. Las acciones de corresponsabilidad se convierten en el motor para preservar la vida de todos, tanto por la pandemia como por las movilizaciones; dos hechos que marcan la cotidianidad de los habitantes de la ciudad.

Durante el mes de abril de 2021, Música por la Vida se desarrolló en diferentes comunas de la ciudad como Manrique, San Antonio de Prado, Belén y Villa Hermosa; donde en compañía de artistas, la ciudadanía, líderes y lideresas se conmemoró la vida de quienes han fallecido a causa de la pandemia.

La campaña Música por la Vida, seguirá realizándose cada jueves en diferentes puntos y contextos, también como parte del desarrollo cultural y artístico de la ciudad.