Margarita Siempre Viva se queda en cama en “Apología de una amígdala inflamada

Cada vez estamos más cerca del próximo EP de Margarita siempre viva. Después del lanzamiento de su álbum Letanías del jardíny de una serie de EPs de reversiones junto a sus amigos de este mismo álbum en 2020, Margarita Siempre Viva, una de las bandas principales del indie paisa, presenta el tercer sencillo de su próximo EP de “Apología de una amígdala inflamada”. La banda antioqueña ha estado presentando una nueva identidad sonora desde finales del año pasado con el estreno de “Sol de agua”, que vino acompañado de un videoclip junto a Monociclo Cine hace un par de semanas, “Analogía de una laguna” y ahora cristaliza el sentimiento de anhelo de querer ver a nuestro ser querido, aunque sea imposible en “Apología de una amígdala inflamada”. Este nuevo sencillo continúa construyendo el nuevo sonido de la banda telonera de Interpol y Franz Ferdinand en 2019, encontrando en la melancolía y la ansiedad la forma de darle rostro a una de las facetas del amor, que recuerda el fuzz noventero del grunge y post grunge y la nostalgia del math rock en arpegios circulares de guitarra que construyen la base melódica. “Apología de una amígdala inflamada” es el tercer sencillo de su próximo EP, que verá la luz en los próximos meses.Escucha “Apología de una amígdala inflamada” en tu plataforma favorita. “‘Apología de una amígdala inflamada’ es una canción que salió estando enfermo de amigdalitis. Es una de esas canciones que no necesitan mucha letra para entender de lo que trata”, explica Mateo Vanegas, guitarrista y compositor. “Es un sentimiento muy sincero que se traduce en solo un par de oraciones. Trata de estar enfermo y querer ver a la persona que te gusta quien, aparte, no responda tus mensajes. La canción tiene una influencia muy clara del punk rock de los noventas y principios de milenio, además del math rock y el emo”, agrega sobre el sencillo. “Apología de una amígdala inflamada” tiene un bajo pesado que sobresale al principio del corte como complemento armónico, al que se suma una batería explosiva y ascendente, mientras el reverb y el fuzz de guitarra genera una atmósfera melancólica que se complementa con arpegios ansiosos y luminosos que contrastan con el sentimiento lúgubre de la letra.

“La canción ocupa un momento en la historia donde la vida se trataba de salir, beber, el rollo de siempre”, explica sobre la experiencia de componer “Apología de una amígdala inflamada” Mateo. “Pero, cuando me enfermé, me sentí triste y no correspondido, por eso la canción habla específicamente de esa situación: intentar localizar a la persona que te gusta y no dar con su paradero, estar enfermo y con incertidumbre es un ‘true bad feelin’”, concluye. “Apología de una amígdala inflamada” es, en ese sentido, una composición que resulta universal para todas aquellas personas que no encuentran al otro lado de la línea a esa persona que les gusta, que intentan comunicarse de manera infructuosa con un bien amado que no les corresponde. El sentimiento de enfermedad suma sobre esta experiencia melancólica, al ser un cuerpo enfermo un cuerpo rechazado, como hemos constatado en meses recientes.“Apología de una amígdala inflamada” es el corte melancólico y explosivo que esperábamos de una de las bandas más importantes de los últimos años en la escena independiente. Con un juego de batería que apela al emo de los 2000 de proyectos como Ratón Pérez y 4×4 en Colombia, además de unas guitarras cercanas al math rock y un fuzz emocionante, este sencillo cristaliza la ansiedad de meses recientes pues, aunque no nos hayamos enfermado, lo cierto es que todos hemos estado muy lejos de las personas que queremos. En menos de tres minutos la banda logra recrear en pocas frases un sentimiento que para muchos de nosotros ha resultado constante, incluso antes de la pandemia, el de ser ignorados cuando nos sentimos más vulnerables.

Margarita siempre viva es una especie en constante reinvención, una fuerza natural que busca la inspiración en su pasado para construir un presente pletórico de vida en el que cada momento anterior redefine nuestra experiencia vital. La banda se ha acostumbrado a un ritmo creativo exacerbado que los ha tenido trabajando constantemente en música nueva, sin descuidar nunca la creatividad y la habilidad interpretativa del conjunto. Con “Apología de una amígdala inflamada”, Margarita siempre viva se permite mutar de nuevo su piel y construir un sentido nuevo en el que la tristeza del rechazo se convierte en una bestia de sonido retro y lúgubres lamentos corales. A pesar de los años, la banda continúa demostrando su capacidad creativa, llegando a nuevas esferas sonoras, catalizando viejas anécdotas para crear nuevas historias.