‘CUALQUIER MONEDA ES CARIÑO’ LA NUEVA CANCIÓN DE ‘LA ZANAHORIA MUTANTE’

En su segundo sencillo titulado ‘Cualquier Moneda es Cariño’, la banda nacida en Cartagena sigue narrando las historias de ciudad que nadie cuenta y que pocos notan, pero que son el día a día. 

La Zanahoria Mutante nos da un nuevo anticipo del sonido de su primer Larga Duracióny, una vez más, deja claro que la vida en la costa es muy diferente a cómo se ve a través de las pantallas del televisor.

«Tenemos un personaje femenino, que debe desarrollar su performance en un bus de San José de Los Campanos para sobrevivir, como miles de personas en este país» Comenta La Zanahoria Mutante.
Al igual que su anterior sencillo«Éramos 33», la producción de ‘Cualquier Moneda es cariño’ estuvo a cargo de la banda en compañía de Camilo Manchego en la mezcla y Halley James en la masterización.
 «Pudimos sentir la desesperanza y resignación de una vendedora de dulces atrapada en una ruta de bus que no va a ninguna parte».LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓNCartagena de Indias, domingo, 11:45am.A 15 minutos de que el sol alcanzara su punto más alto, Electricaribe cortó la luz. “Solo te amo cuando estoy caído” fue lo último que escuchamos desde la desgarrada voz del buen Chris antes de que el abanico girara por una última vez. Max, asesto un golpe de realidad “Jodaaa!! Electricaribe Care****a!!!”.

Aura, nos pidió que nos sentáramos en el suelo e hiciéramos un círculo. Nos tomáramos de las manos y reviviéramos uno de los rituales ancestrales de los Yurbacos para escapar del calor.Cerramos los ojos y empezamos a musitar los mantras ancestrales de una tribu olvidada. Sin pretenderlo, empezaron a brotar palabras. Luego, frases completas.

Cuando abrimos los ojos, nos encontrábamos dentro de una buseta. No éramos los pasajeros, tampoco el chofer. Una señora empapada en sudor nos sostenía en una caja de madera agrietada. Éramos los dulces. Cuando miramos a Pacho, vimos como se elevaba por los aires en forma  de ajonjolí, cinco pesos recibió la señora de pestañas color fresa. Aura, tenia forma de menta, de un blanco resplandeciente. Al Cachaco, en forma de trululú nadie lo compró.

Pudimos sentir la desesperanza y resignación de una vendedora de dulces atrapada en una ruta de bus que no iba a ninguna parte mientras, al fondo, escuchábamos una placa radial de una emisora sobrevalorada: “Parale bolaaassss! Que se esta acabando el año!”. Nos dimos cuenta que no somos el artista de nadie, y decidimos escribir sobre eso»
Narra La Zanahoria Mutante.El sonido de La Zanahoria Mutante está marcado por el bullicio, la incomodidad y el sudor que produce estar encerrado en un trancón a medio día atravesando el mercado de Bazurto en Cartagena mientras atracan la buseta de al lado.

En 2013  Aura, Pacho y El Cacha convencen a un sparring de bus metalero, El Max, de comprarse un pickó para incendiar el barrio con canciones que narran la cotidianidad de un despropósito de ciudad como los es Cartagena, pero que se yergue ante el mundo como un lugar idílico, marginando a sus habitantes. Y otras historias del caribe. La banda se ha presentado en bares de Cartagena como el León de Baviera, Vía Apia y Dogma, organizadores de Dogma al Parque en el que la banda participó dos veces. La Zanahoria ha hecho parte también del circuito rock de Bogotá nos presentamos en Jakass Bar, The Grange y El Sitio, además de una gira intermunicipal. 

La Zanahoria Mutante es un referente de rock genuino, alejados de los estereotipos convencionales de lo que puede catalogarse como “rock” en un país donde después de Betty la fea se ha perdido el rumbo.

El primer larga duración de la banda verá la luz con reconocidos éxitos como “El Cagaplaya” (Cronicas de un Cachaco con Arena en las medias), “Socorro-Bosque-Manga” (Un grito de auxilio en medio de un atraco de Bus) y alguno que otro tema sobre el mototaxismo como un estilo de vida digno.La Zanahoria Mutante debutó en 2020 con su sencillo ‘Éramos 33’, inspirando en una de las tantas ‘tragedias macondianas de nuestro país. 

Su música llega para narrar la vida de Colombia y su natal Cartagena, desde la perspectiva de voces jóvenes que viven y sienten la ciudad desde la crítica social y la reflexión. Instagra