Shaggy el artista Bombastic hoy en La vieja escuela

Shaggy es el ejemplo perfecto de cómo un cantante solista puede pasar rapidamente de ser un artista más o menos desconocido a toda una estrella de la música. Haciendo uso de la experta producción del mago de la grabación, el newyorkino Sting, de un puñado de excelentes músicos de estudio, inclusive el percusionista Jimmy Delgado, samples realmente originales y su excelente toque especial llamado «dog-a-muffin», Shaggy encontró la fórmula para firmar éxitos internaciones, sobre todo en Gran Bretaña donde su fusión caló hondo.

El ser todo un número uno en las islas inglesas se convirtió en un acontecimiento ya que el reggae nunca llegó a cundir en Inglaterra, alternando durante semanas el puesto con Michael Jackson. Shaggy gracias a su carácter afable, su cortesía y su para nada amenazante carisma, causó una excelente impresión en los ingleses, que le aclamaban en los múltiples shows en los que tomo parte.

Orville Richard Burrell nace en Jamaica, pero aún siendo un niño se translada a Flatbush, Brooklyn. Siendo tan solo un adolescente, Shaggy consigue su primer éxito con el tema “Big Up”. Mientras estaba en el ejército, acampado en Camp Le Jeune, Carolina del Norte, graba en un pequeño estudio de Nueva York y vestido de uniforme «Ah Carolina». Poco después, Robert Livingston decide promocionar al artistas y se convierte en su manager. Robert envía la maqueta a Inglaterra donde la grabación es mejorada en las manos de Greensleeves. Mientras, Shaggy debe ir a Kuwait donde participa en la campaña Tormenta del Desierto.

Tras acabar la guerra, vuelve a Nueva York. Debido al éxito que cosecha el tema «Carolina,» Robert Livingstone decide mandar a Shaggy una temporada a la islas inglesas para que realice una serie de actuaciones en directo y se le vea aparecer por diferentes shows televisivos y radiofónicos. La campaña de marketing acaba haciendo su trabajo y Shaggy consigue vender más de 600, 000 copias solo en Inglaterra.

El éxito le lleva a firmar por Virgin Records por la “ridícula” cantidad de un millón doscientas mil libras, y es esta discográfica la que populariza la canción en Suiza, Holanda y Alemania. También editan el tema en Norte América, donde también consigue entrar en las listas de éxitos, sobre todo en Canadá.

(Nota: buenamusica.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.